Avisar de contenido inadecuado

¿Somos lo que comemos?

{
}

¿Somos lo que comemos?

Lo complicado de todo esto es que no sé por que entre aquí, derrepente un día te das cuenta de que sufres muchísimo y tu aspecto físico está tan deteriorado que no quieres ni salir a la calle y es ahí dónde a veces puede ser demasiado tarde en algunos casos, gracias a Dios no fue el mío ya que lo estoy contando.

Se ha estereotipado a la gente que padece este tipo de enfermedad como gente muy ordenada, inteligente, meticulosa, con brillantes carreras y bla, bla, bla.

Tonterías os lo digo yo, quién es inteligente ¿como es capaz de ir a la autodestrucción de su persona?. Si es cierto que tenemos todos un modo similar de ser y unas formas concretas de actuar y una finalidad la obsesión por adelgazar.

La mente humana es capaz de arrastranos hasta el infierno, cuando alguien te mira crees que ve lo gordísima que eres y lo despreciable también. Tus obsesiones son continuas y dejas se ser dueña de ti misma para que la enfermedad se apordere de ti y te sientas incomprendida, apartada y diferente.

No voy a exponer aquí todo aquello que se me ocurrió y lo que hice para llegar después de 5 años a escuchar de la boca de mi médico: "tendrás que ingresar con el doctor Goméz en la planta de psiquiatria del hospital Severo Ochoa"

Ahí reaccionas, despiertas te das cuenta de lo mentirosa que eres contigo misma y el teatro que tenías montado con los que te quieren. Ves las consecuencias del deterioro, no te crecen las uñas el esmalte dental lo pierdes, se te cae abundantemente el pelo, la piel demacrada, los ojos que cierto color debido al castigo que tus organos sufren, y otros sintomas más que os podéis imaginar.

La deformación te lleva a no quererte y creer que no te quieren por que no cumples con unos canones establecidos de belleza, estúpido no?

Es una enfermedad muy difícil de superar a la mínima tienes una recaída y piensas que no te levantas y 5 años de tratamiento continuado y otros tantos de subidas y bajadas dan para mucho.

No deberíamos dar tanto valor a la apariencia, deberíamos a veces ser ciegos  para escuchar lo verdaderamente importante de la gente que nos rodea.

{
}
{
}

Comentarios ¿Somos lo que comemos?

"No deberíamos dar tanto valor a la apariencia, deberíamos a veces ser
ciegos  para escuchar lo verdaderamente importante de la gente que nos
rodea". Los que somos miopes de altísima graduación, en cuanto nos quitamos nuestros correctores vemos casi nada; pero sin embargo vemos más allá: en el alma. La tuya bien vale una ceguera permanente. Bss
fortega fortega 02/12/2006 a las 20:49
Hola Keka!!
es casualidad, pero es la primera vez que he entrado en tu blog, y supongo que por otra casualidad, artimañas del destino, la otra persona que te ha escrito es fernando...
sólo quería saludarte desde mi sofá, un sábado noche, y confesarte que a tenor de lo leido y de tu abrumadora sinceridad, prometo leerte tan a menudo como pueda. 
Nuestro momento compartido en la Carbonería, tendido lleno y pittillo prohíbido, no merece menos!!!
Un besazo guapa!!
Celeste 02/12/2006 a las 22:21
Gracias por acompañarme en este ratiro a ciegas, Fer.
Besos.
keka Keka 03/12/2006 a las 01:53
Hola guapa¡¡
Que sorpresa tenerte por aqui!!! sabes que siempre es un placer compartir algo contigo ,la sinceridad es algo que a veces no está bien visto pero de vez an cuando desnudarse en una playa y tomar un baño a solas con el mar no viene mal.
Por cierto, atando cabos en la Carbonería lo que no sé es por que no tenemos ningún  vínculo de consanguinidad, jajaja, que barbaridad!!!
Desde luego aquel momentazo fue de peli de Almodovar, guapísima estás con ese corte de pelo ya lo sabes.
Otro besazo para ti reina desde la incomoda silla de las na...
keka Keka 03/12/2006 a las 02:02

Deja tu comentario ¿Somos lo que comemos?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.